Beatriz Cano

Beatriz Cano, vivirás siempre en nuestros corazones

Las lágrimas no pueden evitar salir con tristeza a causa de saber de la pérdida de una entrañable compañera de vida y de lucha: Beatriz Elena Cano Uribe, fallecida a los 34 años, el día 7 de junio de 2021 por complicaciones en su estado de salud, tras los fatídicos acontecimientos ocurridos el pasado viernes a causa de un atentado perpetrado por hombres armados que se beneficia y se lucran de la guerra contra el pueblo.

Como bien lo expresaba el movimiento juvenil Álvaro Ulcue Chocué, lamentablemente son pocas las palabras que pueden expresar nuestro sentimiento ante esta terrible realidad, tener que seguir despidiendo prematuramente a compañeros valiosos, justo cuando apenas asimilábamos la partida de nuestra autoridad Ukawe’sx Juan David Güegüe y de la señora Aleida Perafán, victimas del mismo hecho

Beatriz era una mujer luchadora de este pueblo colombiano, paisa de nacimiento, proveniente de Medellín, quien llegó al territorio de Cxhab Wala Kiwe hace 7 años. Gracias el desarrollo de sus dones como comunicadora, a su proceso de formación popular y al compromiso con la comunidad hizo parte oficial del listado censal del reguardo indígena de Cerro Tijeras.

En mejora de sus talentos y de su consciencia social, dedicó su vida al sentir y el vivir de un proceso comunitario que fue tejiendo con entrega desinteresada y valerosa, en cumplimiento de los mandatos de su propio corazón, los cuales siempre compartía en sus mensajes como locutora de nuestra emisora comunitaria Radio Payumat. En el seno de este proceso sembró sus raíces, hizo familia y trajo al mundo a su hija Ayelen Guetio, quien le acompañaba el día de los acontecimientos, y quien al día de hoy sigue recuperándose de una afectación en uno de sus ojitos como resultado de este ataque.

Beatriz serás recordada por siempre sonreír, por la alegría y la recocha que extendiste con una mano oportuna en los momentos difíciles, que junto con tu claridad política y tu fuerza espiritual llevaste con dedicación a todos quienes te oímos, cada vez que sintonizábamos tus programas, condenando siempre el odio y la ignorancia de una humanidad en la que nunca dejaste de depositar tu esperanza. 

Beatriz nos entristece tu partida, pero sabemos que, si bien en cuerpo vuelves al seno de la madre tierra, en espíritu acompañas desde los espacios ancestrales, dándonos más fuerza de continuar ese camino que nos trazaste; siendo un ejemplo de fuerza que inspirará a las generaciones que hoy te saludan.

Desde la Cxhab Wala Kiwe – Acin, en cabeza de las 22 autoridades indígenas, los 7 thuthenas we’sx, todos sus tejidos, dinamizadores, Kiwe thegnas y comunidad en general, extendemos un afectuoso abrazo a tus padres y demás familiares y a todos aquellos quienes nos fueron arrebatados al defender la vida, la igualdad y la paz de Colombia, nos juntamos en torno a su legado, que es fuerza de todo un pueblo hacia una gran compañera, en agradecimiento por tanto que nos brindó.

Çxute Pay.