Marta Rodríguez y Vincent Carelli

MARTA RODRÍGUEZ Y VINCENT CARELLI: PIONEROS DEL DOCUMENTAL EN ABYA YALA INVITADOS A SER MIEMBROS DE LA ACADEMIA DE ARTES Y CIENCIAS CINEMATOGRÁFICAS.

Seguir construyendo la memoria es de vital importancia, por eso el proverbio indígena que dice “Cuenta a tu aldea y contarás al mundo” quedó acuñado dentro de muchos procesos del cine de los pueblos. Esto es un breve relato sobre dos de los pioneros del cine de los pueblos del Abya Yala.

Por David Hernández Palmar

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas o AMPAS (Academy of Motion Picture Arts and Sciences), ha invitado a 819 prominentes artistas a que sean miembros de esta organización a propósito de sus contribuciones a la cinematografía mundial, entre ellos: Marta Rodríguez | Colombia | Documentalista, productora, directora y escritora, Fundación Cine Documental | Invitada al AMPAS por sus filmes “Campesinos” (1973 – 1975)«Nuestra Voz de Tierra, Memoria y Futuro», (1974-1982);  Vincent Carelli | Brasil | Documentalista, productor, director y fundador de Video En Las Aldeas | Invitado al AMPAS por sus filmes Corumbiara (2009) , Martírio (2016).

Una invitación a formar parte de AMPAS no implica la adhesión automática, ya que se debe hacer la formalidad de confirmar o descartar dicha invitación. Dependiendo del nicho de AMPAS del cual haya sido invitada la persona a formar parte, con la confirmación tienen la potestad de votar por filmes postulantes a premios y reconocimientos de AMPAS.

Marta Rodríguez junto su compañero Jorge Silva formaron parte del movimiento del cine latinoamericano de los 60 y 70, colaborando con indígenas y campesinos en la denuncia de la explotación y racismo, haciendo talleres de formación audiovisual en varias comunidades con el acompañamiento del Consejo Regional Indígena del Cauca -CRIC, señalando así una tendencia regional, incluso global, que reflejó el levantamiento del movimiento indígena. Por su parte Vincent Carelli, fundó el reconocido proceso “Video En Las Aldeas”, el cual nació por las necesidades de los comunicadores indígenas y sus comunidades de orígen, formando directores y directoras indígenas, camarógrafos, guionistas y editores bajo la premisa de generar cambios sociales en la sociedad.

Rodríguez y Carelli han trabajado en aras de que los pueblos indígenas tengan control de la narrativa, es decir en el contenido y la producción de medios audiovisuales, y fueron personas clave abonando el camino dentro de la organización paraguas que coordina muchos de los esfuerzos locales de filmación de películas indígenas en Abya Yala; la Coordinadora (antiguamente Comité) Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas CLACPI.

En notas de una de sus colegas también fundadora de CLACPI, la realizadora y antropóloga venezolana Beatríz Bermúdez escribe: “El primer Festival se celebra en 1985 en México. La idea surge de Alejandro Camino, un antropólogo peruano muy reconocido por su papel también como ecologista y por su activismo político… Al trabajar ahí conoce materiales en cine y video, por lo que propone hacer un festival donde se muestren los materiales audiovisuales de los cineastas de América Latina sobre sus pueblos indígenas.”

“ …Claudia Menezes, antropóloga brasilera, para entonces Directora del Museo do Indio de Río de Janeiro y quien también había tenido una experiencia dando talleres en uso del video a indígenas, propone a los organizadores y participantes la conformación de una plataforma que permita darle continuidad a la experiencia del primer Festival. Es así como surge el “Comité Latinoamericano de Cine y Video de los Pueblos Indígenas, que es la CLACPI.”

Sin duda para las 59 organizaciones, procesos, colectivos y colaboradores que conforman la CLACPI, el que estos pioneros del cine hayan sido invitados a formar parte del AMPAS, no es símbolo de inclusión como lo expresa la academia, es sencillamente otro espacio más en donde sus nombres resuenan y llevan inherente la tarea histórica de abrir espacios para construir narrativas colectivas que dignifiquen la lucha de los pueblos. También es signo de los retos que tenemos los indígenas de Abya Yala a seguir instaurando nuestra capacidad narrativa, que nuestros filmes sigan constituyendo capítulos de las historias que son contadas por los propios pueblos indígenas.

Según datos publicados por AMPAS, este 2020 es el año con mayor número de mujeres y comunidades étnicas que son invitadas a ser parte de esta organización. En el caso de que exista interés de parte hermanos y hermanas indígenas que hacen cine, pueden considerar la apuesta de que sus historias acompañen en el futuro a los hitos también colocados este 2020 por Yalitza Aparicio | Mixteca, México | Actriz invitada al AMPAS por su trabajo en el film “Roma”;  Sterlin Harjo | Seminole y Muscogee (Creek), Estados Unidos |Invitado al AMPAS por sus filmes «Mekko,» «Barking Water»; Sydney Freeland | Diné (Navajo), Estados Unidos | Invitada al AMPAS por sus filmes “Deidra & Laney Rob a Train,” “Drunktown’s Finest”; Elle-Máijá Tailfeathers | Nación Kainai (Niitsitapi / Confederación Blackfoot, Canadá / Estados Unidos) y Uŋárga, Sápmi (Noruega) | Invitada al AMPAS por sus filmes “The Body Remembers When the World Broke Open,” “ćəsnaʔəm, the city before the city”; Chelsea Winstanley | Maorí, Aotearoa (Nueva Zelanda) | Invitada al AMPAS como productora de los filmes “Jojo Rabbit,” “What We Do in the Shadows”; Sally Riley | Nación Wiradjuri, Australia | Invitada al AMPAS como Members – at – large por su rol fundamental por la auto-representación aborigen en la industria cinematográfica australiana y en el cine indígena durante los nueve años que trabajó como Jefa de Pantalla de la Unidad Indígena de Australia.

Les invitamos a visitar estos enlaces de interés:

Les compartimos los posters de los filmes de Marta Rodríguez y Vincent Carelli mencionados en esta nota.