Revista América Latina 2019

Introducción

Finaliza el año 2019 y percibimos que 2020 será un año cargado de futuro prometedor en América Latina.

Durante los últimos tiempos aumentó la revisión crítica sobre el momento en que estaba el continente latinoamericano. Se discutía sobre el fin del ciclo progresista, sobre su agotamiento y cierta frustración respecto a los logros conseguidos en unos y otros países. Incluso cundió la idea de que se estaba entrando en una fase larga de reversión de los cambios y transformaciones, fase en la que las fuerzas políticas y económicas dominantes nuevamente ganaban espacios para la vuelta a la ortodoxia neoliberal. Esto, sin duda alguna, generaba una angustia existencial real para las grandes mayorías y para los diversos colectivos que habían visto una mejora de sus condiciones de vida y un crecimiento en el reconocimiento y, sobre todo, en el ejercicio de sus derechos individuales y colectivos.

Incidían en todo ello también golpes de estado, llamados blandos pero golpes al fin y al cabo, y el refortalecimiento de las opciones electorales y fácticas de las oligarquías en la mayoría de países del continente. Incluso a los que nunca salieron del neoliberalismo se les habían unido otros como Argentina, Ecuador o Brasil, mientras el asedio local e internacional crecía hacia el resto de los que aún se mantenían en el camino de cambios y transformaciones sociales.

Asistimos así al hecho innegable de que las políticas de derecha y ultraderecha se han ido asentando en detrimento de los derechos de las personas y de los de la naturaleza. El expolio y destrucción de los territorios (Amazonía…) aumenta con el dominio de 5 oligarquías y trasnacionales que imponen las viejas recetas neoliberales de explotación para aumentar sus cuentas de resultados y, sobre todo, de beneficios a cualquier precio.

Pero si atendemos al cierto resumen del año 2019 que recogemos en estas páginas nos daremos cuenta de que hay fuertes claro-oscuros y que no solo éstos últimos han dominado el panorama de América Latina en estos 12 meses.

Cierto es que el escenario no es alentador, que los golpes han sido fuertes y que el continente sigue siendo el pionero en el aumento de la brecha de las desigualdades. Sin embargo, la relectura ahora de estos textos nos llevan a comprender que América Latina sigue siendo un continente vivo, sugerente y central en las luchas por las mejoras de las condiciones políticas, sociales, económicas y culturales. Las mismas que deben de alcanzar a las mayorías revirtiendo situaciones de injustica social, de destrucción medioambiental, de patriarcados y machismos, de continuas violaciones a los derechos de los pueblos. Cuando incluso en la vieja Europa se producen procesos de recorte de libertades y hay un ostensible crecimiento de opciones ultraderechistas, con sus cargas de racismo y fascismo, en el continente americano se sigue poniendo freno a procesos similares y tejiendo alternativas para la construcción de sociedades verdaderamente democráticas.

Un sencillo y breve repaso de este 2019 nos lleva a reconocer las luchas contra el neoliberalismo en Haití, Guatemala, México, Ecuador, Chile, Colombia o Bolivia. Nos permite entender mejor las demandas de los movimientos feministas que se extienden cuestionando estructuras de siglos de machismos y patriarcados. Nos vislumbra la determinación de los pueblos indígenas por defender su identidad y los territorios frente a transnacionales que solo los expolian y gobiernos que pretenden su vuelta a la invisibilidad. Nos muestran infinidad de organizaciones y movimientos sociales vivos en barrios, comunidades, fábricas y campos.

6 Esta es Nuestra América. Presentamos un repaso por los doce meses de 2019 pero no solo como una mirada a lo vivido, sino como la puerta que se entreabre a un futuro de justicia social, democracia real y libertades no cercenadas para las grandes y diversas mayorías y minorías del continente.

Mugarik Gabe Enero, 2020

DESCARGUE REVISTA COMPLETO.

http://Revista America Latina 2019.pdf