PRONUNCIAMIENTO ANTE EL GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA

PRONUNCIAMIENTO ANTE EL GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA

A los medios libres, comunitarios, autónomos e independientes

A Los Estados nacionales de Abya Yala y del mundo

A la prensa nacional e internacional

A la sociedad civil nacional e internacional

Desde La Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas CLACPI, nos solidarizamos con el pueblo y las organizaciones indígenas campesinas originarias de Bolivia que están librado una fuerte batalla contra el golpismo fascista.

Bolivia ha enfrentado días decisivos y mucha tensión y violencia desatada desde intereses golpistas que han logrado la renuncia del Presidente Evo Morales Ayma. Este Golpe de Estado ha sido impulsado por un grupo de cívicos encabezados por Luis Fernando Camacho en conjunto con la alianza Comunidad Ciudadana y su candidato en las recientes elecciones, Carlos Mesa. Detrás de este Golpe de Estado se pueden reconocer los intereses de las castas oligárquicas especialmente de Santa Cruz y de Estados Unidos,  que quieren restablecer el neoliberalismo y la obediencia a los intereses transnacionales.

Lamentamos que de esta manera se quiera truncar ilegalmente la continuidad de un proceso de cambio histórico con importantes e innegables avances y logros que han sido referencia en el continente y el mundo en diferentes áreas, pero que sobretodo ha significado la dignificación de los sectores mas postergados históricamente y el protagonismo en diferentes escenarios del Estado de las naciones y pueblos indígenas originarios campesinos y de las mujeres.

Entre las acciones de los grupos irregulares se mencionan la quema de instituciones públicas y sedes de organizaciones como lo sucedido con la sede de la Central de Pueblos Indígenas de la Región Amazónica de Bolivia CIRABO en la ciudad de Riberalta o la sede de las Federaciones de Campesinos del Trópica de Cochabamba el día sábado 9 de noviembre, el ataque a indígenas, campesinos o cualquier ciudadano que ha manifestado su apoyo a ese proceso, las violencias y los vejámenes sufridos por mujeres campesinas en días pasados en Cochabamba, el uso de acciones de extorsión y violencia contra familiares y la quema de casas para lograr la renuncia de autoridades y dirigentes, tal los casos de los Presidentes de las cámaras de Senadores y Diputados para evitar que se concrete una sucesión legal del poder, de Ministros y dirigentes campesinos y sociales.

Llamamos a levantar la voz condenando la violencia de un grupo intolerante que estaría logrando hacerse con el poder manipulando a la opinión pública con el discurso de que se trata de justicia divina y que dios ha vuelto al Palacio de Gobierno y obedeciendo a intrigas ajenas a toda voluntad democrática y toda sensibilidad de justicia social. Nos preocupa de manera especial hechos condenables como la toma de las sedes de organizaciones nacionales como la Confederación Unica de Trabajadores Campesinos de Bolivia y otras, la vejación sufrida por el Director de Radio de la CSUTCB y la quema de la radio Ichilo de la localidad de Yapacani. Esperamos que esto no sea un anuncio de persecución y represión a las radios y medios indígenas y comunitarios en Bolivia y a la integridad física de comunicadoras y comunicadores indígenas campesinos y entidades de apoyo y llamamos a estar muy alertas a lo que pueda suceder en las siguientes horas y días en lo que parece una espiral dictatorial y de venganza ante la osadía de los indígenas de Bolivia de haberse atrevido a confrontar y arrebatar el poder de las castas neoliberales durante mas de 13 años.

Son momentos de multiplicar la comunicación popular para romper el cerco mediático que sufre Bolivia para ocultar las barbaridades que los golpistas cometen a diario contra el pueblo indígena, campesino, obrero y estudiantil.

Rechazamos categóricamente la violencia y agresión perpetrada por los golpistas pasando por encima del Estado de derecho. 

COORDINADORA LATINOAMERICANA DE CINE Y

COMUNICACIÓN DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS (CLACPI).

Abya Yala, 11 de noviembre de 2019.