Reivindicando al cine indígena y sus realizadores

6 noviembre, 2019

Más de 20 organizaciones indígenas de Sur y Centroamérica llamaron a los Estados a invertir en la creación cinematográfica de sus pueblos. Demandas invitan a reflexionar sobre la construcción de lo indígena en el cine actual.

La Conferencia de Autoridades Audiovisuales y Cinematográficas de Iberoamérica (CAACI), es una articulación a nivel de Estados para el desarrollo de la industria cinematográfica. Este organismo internacional busca fortalecer las cinematografías locales, como expresión de la realidad diversa y compleja de cada país, construyendo un mercado de distribución que permita el consumo de cine producido desde nuestras realidades.

El pasado 9 de mayo la CAACI suscribió en la ciudad de Asunción, Paraguay, un compromiso “…con la promoción y valoración de las lenguas indígenas, y la necesidad urgente de preservarlas y fomentar su uso a través [de] la creación audiovisual”. Este compromiso, realizado en el marco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, estipula el promover el cine en lenguas originarias, pero también, las capacidades de dichos pueblos para realizar sus propias obras.

Con la presencia de delegaciones provenientes de casi treinta países, la CAACI dio inicio este lunes su Trigésimo Séptima Reunión así como la Vigésima octava Reunión Ordinaria del Consejo Intergubernamental del Programa IBERMEDIA en la ciudad de Managua, Nicaragua. Es en este contexto, que la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas (CLACPI), hizo un llamado para que la implementación del compromiso de Paraguay cuente con la participación de los pueblos indígenas. Asimismo, para que CAACI considere presupuestos y actividades que permitan a los realizadores indígenas el producir y distribuir sus propias obras.

Tal y como recordó la vocera de CLACPI, Eliana Champutiz Ordóñez, el Programa Ibermedia otorgó 200 mil dólares en 2018 para desarrollo de proyectos de animación. “Creemos que la CAACI está en capacidad de especificar líneas de apoyo al cine de los pueblos indígenas”, declaró en un mensaje dirigido a los representantes de Estado presentes en la cita de Managua.

Lo indígena en las pantallas del Perú y el mundo

Si observamos la producción cinematográfica de diferentes países Latinoamericanos en los últimos años, encontramos una mayor apertura a incluir a los pueblos indígenas, o a lo indígena, como temática, siendo el caso del Abrazo de la Serpiente, del colombiano Ciro Guerra, el más representativo al ser nominado al Óscar en la categoría Mejor Película de habla no inglesa en el año 2016 y, en cierta medida, la película Roma, del mexicano Alfonso Cuarón, premio Óscar a Mejor Película de habla no inglesa, en el año 2018.

Ambas películas son distintas visiones de lo indígena, con inclusión del idioma, realizadas por directores no indígenas, pero que contribuyen a asentar y fortalecer las cinematografías de sus respectivos países, es decir, a contribuir en el fortalecimiento de sus respectivas tradiciones cinematográficas nacionales. Pero, ¿qué discurso prevalece en la construcción de estas cinematografías nacionales? ¿Quiénes se encuentran en posibilidades de instrumentarlas? ¿Qué paradigmas e imaginarios sociales prevalecerán?

Lo que hemos venido observando en los últimos años en el Perú es una perfecta respuesta a estas interrogantes. Las producciones en idioma indígena se han incrementado y han puesto al descubierto una importante veta expresiva y estética, proporcionando un valor diferencial a producciones, que desde Madeinusa, de Claudia Llosa (escenificado en un pueblo indígena y con fragmentos de diálogo en quechua) hasta Wiñaypacha de Oscar Catacora (la primera película en aymara) y Retablo de Álvaro Delgado-Aparicio, además de otras que se encuentran por estrenar, se han logrado posicionar en el mercado internacional y convertirse en referentes del cine nacional, pero no del cine indígena, ni han contribuido al fortalecimiento de una práctica cinematográfica indígena.

Por una imagen desde nosotros

El cine Latinoamericano necesita construir un mercado interno y afianzar una identidad propia. En este proceso, el uso de los idiomas indígenas viene representando la oportunidad de darle un contenido expresivo propio e identificable, que requiere de la participación plena de los pueblos indígenas.

Para hacer efectivo esto, se requiere que desde los Estados se reconozca al cine indígena como género cinematográfico en sí mismo y se destinen apoyos específicos que permitan su realización y distribución. Casi todos los países firmantes del compromiso de Asunción, cuentan con procesos cinematográficos indígenas u originarios, algunos con mayor articulación con el Estado –como es el caso de Bolivia- u otros con diversas tradiciones cinematográficas como el caso Mexicano, pero con un ambiguo apoyo al cine indígena, o como sucede en la gran mayoría de casos: depende de la voluntad política del momento.

En paralelo, y casi sin apoyo Estatal, se ha venido desarrollando el cine indígena, entendido este como la producción audiovisual y cinematográfica pensada y desarrollada desde organizaciones y realizadores y realizadoras indígenas, que se enfocan en la problemática, dilemas y propuestas de las comunidades y pueblos indígenas, con prácticas de realización cinematográfica que son en sí mismas, escuelas de aprendizaje comunitario en el lenguaje fílmico.

A nivel de Latinoamérica, gran parte de estos procesos se encuentran articulados en la CLACPI, que desde hace más de 30 años viene realizando festivales, muestras y premiación a las producciones indígenas. En nuestro país, CHIRAPAQ Centro de Culturas Indígenas del Perú forma parte de esta articulación para el desarrollo del cine indígena, a la cual viene contribuyendo con laformación y acompañamiento a jóvenes realizadoras y realizadores, en comunidades andinas y amazónicas, quienes vienen obteniendo premios y distinciones en nuestro país y en diferentes partes del mundo.

Siendo uno de los objetivos de la CAACI la armonización legislativa, el impulso a una mayor promoción y valoración de las lenguas indígenas estos compromisos son una oportunidad para institucionalizar el cine indígena a nivel de los diferentes Estados. Consideramos que no se puede desligar la producción cultural de los pueblos que las producen y más aún, si ya venimos desarrollando propuestas estéticas y lenguajes cinematográficos propios, que enriquecen nuestra diversidad cultural y contribuyen a definir las identidades audiovisuales y cinematográficas nacionales.


https://www.facebook.com/
191569760893836/posts/2792792574104862?sfns=mo


https://twitter.com/
chirapaqoficial/status/1192178029042315264?s=21