DECLARATORIA DE LA COORDINADORA NACIONAL DE MUJERES INDÍGENAS (CONAMI MÉXICO) EN EL MARCO DEL ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES INDÍGENAS Y DEL 22 ANIVERSARIO DE SU FUNDACIÓN

Estando reunidas cien mujeres de los pueblos Tzotzil, Xi ́ui, Mixteco, Hñähñú,
Purépecha, Maya, Nahua, Tének, Ayuuk, Yaqui, Ñatho, Triqui, Mazahua, Tzeltal,
Rarámuri y ñ’oomndaa en el territorio de Tancanhuitz (lugar de flores amarillas), San
Luis Potosí, México, para conmemorar el 22 aniversario de la creación de la
Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas, del 8 al 11 de agosto del 2019 analizamos
y debatimos aspectos de la realidad común y cotidiana que vivimos, entre los principales
temas que abordamos se encuentran: la identidad desde una visión intergeneracional y
plural con énfasis en los retos de vivirnos como mujeres indígenas sujetas de derechos,
el balance de los 25 años de Beijing, los alcances y retos de esta plataforma, así como la
postura de las mujeres indígenas frente a la cuarta transformación, discutimos 1)
Patrimonio cultural, propiedad intelectual y derechos culturales, 2) Educación
intercultural, 3) Derechos territoriales y cambio climático, el papel de las mujeres
jóvenes indígenas, 4) Acceso al poder político de las mujeres y consulta previa, libre e
informada 5) Empoderamiento económico de las mujeres indígenas 6) Derechos
sexuales y reproductivos y embarazo infantil y adolescente y violencias contras las
mujeres jóvenes indígenas.
Durante estos 4 días de trabajo reafirmamos que la discriminación, el racismo, las
brechas de desigualdad, las situaciones de violencias, el feminicidio, la trata de personas,
la desaparición forzada, la inseguridad en las comunidades vinculada al incremento de
la presencia del crimen organizado, la situación de mujeres indígenas en reclusión son
parte de la realidad a la que nos enfrentamos las mujeres indígenas misma que nos
lacera y profundiza la brecha de desigualdad que limita el ejercicio pleno de nuestros
derechos así como la formulación y posibilidad de un proyecto de vida vinculado a
nuestros territorios e identidades.
Declaramos que las mujeres jóvenes indígenas no tenemos espacios para participación
política o social, en las escuelas los actos de discriminación y racismo han mermado las
oportunidades de pleno ejercicio de nuestro derecho a formación, nos enfrentamos a
retos frente a nuestros pueblos y organizaciones indígenas para aterrizar en las agendas
temas como: el aborto, la diversidad sexual, el derecho a decidir, debilitamiento del
vínculo con la comunidad por la carencia de condiciones para el desarrollo integral.
Declaramos que a pesar de los avances en materia de las consultas a los pueblos
indígenas existen vacíos importantes en los procedimientos, se hacen a prisa y a modo
sin considerar los sistemas normativos de nuestros pueblos.

Declaramos que el sistema político neoliberal patriarcal ha valorado nuestros territorios
solo en términos monetarios sin considerar que son un espacio biocultural donde nos
desarrollamos de manera integral. La visión monetaria permite el saqueo, el asesinato y
la explotación de recursos, en este contexto las principales afectadas somos las mujeres
de todas las edades quienes enfrentamos una situación de vulnerabilidad y hostilidad.

DEMANDAMOS

Que el Estado Mexicano de la 4a transformación construya las bases para que las
mujeres indígenas desde nuestro ser sujetas de derecho desarrollemos nuestro
proyecto de vida, que deje de ser un estado legalista y paternalista pasando a las
acciones concretas para la co-creación del buen vivir.
Demandamos que las consultas sean realizadas en los tiempos y formas ancestrales de
nuestros pueblos para garantizar el pleno ejercicio del derecho a la autonomía y libre
determinación, la cual es la aspiración de todos los pueblos indígenas plasmada desde
los acuerdos de San Andrés Larrainzar
Exigimos al Presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometa a que durante su
periodo de trabajo se acabe con la criminalización de las y los defensores del territorio
así como impartición de justicia para las hermanas y hermanos asesinados/as. Desde la
CONAMI nos solidarizamos con las luchas de nuestras hermanas y hermanos que
defienden nuestros territorios. Donde haya una injustica en el ejercicio de nuestros
derechos alzaremos la voz y denunciaremos.
¡¡EXIGIMOS LA LIBERTAD INMEDIATA DEL COMPAÑERO FIDENCIO ALDAMA PÉREZ!!
esposo de nuestra compañera y hermana Carmen de la tribu Yaqui quien ha luchado
incansablemente por la libertad de Fidencio apresado por defender su territorio.
Las mujeres y los pueblos indígenas en esta cuarta transformación ya no queremos
poner la sangre para evitar los cambios impuestos, durante la historia fuimos carne de
cañón y no se nos ha reconocido como sujetos históricos de transformación,
demandamos este reconocimiento para caminar en el sentido de resarcir la deuda
histórica con los pueblos originarios.
Qué el Estado Mexicano garantice políticas públicas pertinentes culturalmente dirigidas
a las juventudes indígenas.
A las organizaciones de mujeres y pueblos indígenas que integren en sus agendas
políticas los temas sobre participación política de las jóvenes indígenas, diversidad
sexual y legalización del aborto.

Desde la CONAMI saludamos y celebramos los procesos autogestivos y autónomos que
se impulsan desde diversos espacios para fortalecer la participación de las mujeres en la
lucha de los pueblos indígenas como el encuentro de “Mujeres que Luchan”.
Estamos contentas y con mucha esperanza con la renovación de la coordinación
colegiada de Conami y nuestra estructura se enriquece y fortalece con la participación
de nuestras hermanas jóvenes.

POR NUESTRAS RAÍCES,
POR NUESTROS TERRITORIOS, POR LA VIDA
¡¡¡NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTRAS!!!